Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Mi foto
Pontevedra, Pontevedra, Spain
Colaborador de la Revista Radioaficionados de U.R.E. y del Foro Histórico de las Telecomunicaciones del COIT. Lic. CC Económicas y EE. por la USC, Post Grado en Banca Comercial "Cum Laude" por la Univ. Barcelona y Especialista en Dirección Financiera por la UOC

Visitas recibidas

¿Qué estás buscando?

lunes, 9 de enero de 2017

José María Ruibal, r-Bj9, un radioaficionado pontevedrés, de Moraña,  en Argentina. Corresponsal de la revista Radio Sport en Buenos Aires


José María Ruibal, r-Bj9, un radioaficionado pontevedrés, de Moraña, en Argentina.

Corresponsal de la revista Radio Sport en Buenos Aires


Autor: Tomás Manuel Abeigón Vidal
abeigont@gmail.com





José María Ruibal, r-Bj9
Revista Radio Sport (1925)
José María Ruibal, natural de Moraña (Pontevedra),  residía en 1925 en Argentina, desde donde enviaría sus crónicas referentes a radiotransmisión de aquel país, así como información sobre sus ensayos particulares a Radio Sport, de cuya revista fue nombrado corresponsal. Ruibal era titular de una estación transmisora experimental, autorizada por el Ministerio de Marina de la República Argentina que emitía con el indicativo r-Bj9, habiendo alcanzado con ella enormes distancias y estableciendo importantes comunicaciones bilaterales con aficionados de otros países.

Ruibal escribió algunos artículos publicados en la mencionada revista en los años 1925, 1926, 1927 y 1929.

En Moraña vivía Tomás Luis Barbería Durán, radiotécnico de la EAJ-40, Radio Pontevedra, que aunque naciera en Argentina, había retornado siendo niño a España, acompañado de sus padres, emigrantes retornados de aquel país latinoamericano. En 1927, Barbería disponía del único receptor de radio que existía en Moraña.


En 1925, Ruibal escribe un artículo titulado "Un circuito extraño" que describe un receptor en el que el filamento no va conectado a tierra. Este circuito ya había sido dado a conocer en Buenos Aires y Río de Janeiro.

En abril de 1926, escribe otro artículo que se publica en Radio Sport del mes de junio, titulado "Circuito receptor muy económico y eficiente", en el que comenta que el circuito que va a describir fue el éxito de sus vacaciones en ese verano, en el que, como todos los años venía haciendo, se retiró a 150 km al sur de Buenos Aires, dedicándose de lleno a la radio. El receptor es de una sola lámpara del Micro Metal de 0,06 amperios. "Este aparato se arma en un par de horas, y asombrará al experimentador; es estable, selectivo y de mucho alcance", sentencia el autor.










Según comenta el operador de la r-Bj9, dicho circuito fue publicado en el número 162 de la Revista Telegráfica, correspondiente al mes de marzo de 1926.

En agosto de 1926, Ruibal envía a Radio Sport, un artículo titulado "Informaciones americanas. Mi circuito de pocas pérdidas". Radio Sport lo publica en su número de septiembre, incluyendo tres fotografías y un esquema del receptor y amplificador construido por el operador de r-Bj9. Tomó como base para ello una información publicada en la revista R.C.A.




El receptor descrito es del tipo de bobinas intercambiables, con el que podía escucharse las bandas de aficionados, es decir, ondas cortas hasta 200 m. y también las de broadcasting, de 500 m. aproximadamente de longitud de onda.


Estación receptora r-Bj9

Estación receptora r-Bj9 de José María Ruibal

Vista del receptor sin las bobinas

Ruibal describe la construcción de las bobinas, tras lo cual relata los ensayos efectuados y sus resultados utilizando una antena interior construida con alambre grueso. Con la antena indicada y utilizando sólo una lámpara detectora, escucho dos estaciones de aficionados situadas a unos 100 km de Buenos Aires, las de Márquez y Muñoz Vives. Una noche, escuchó a un aficionado que dijo llamarse Juan Parra del Riego, de Montevideo, llamando a Oscar Pezet, de San Isidro, que le enviaba saludos para el Sr. Gondra. Con esos datos, Ruibal buscó el teléfono del Sr. Gondra con el que se comunicó manifestándole que un aficionado de Montevideo le mandaba muchos saludos, y al mismo tiempo llamaba al Sr. Pezet, a lo que contestó Gondra que efectivamente habían estado atentos tanto él como Pezet, pero le había sido imposible sintonizar al aficionado uruguayo a pesar de estar convenidos. Gondra le pidió a Ruibal que le dijese cuál era la longitud de onda en la que había transmitido el uruguayo al hacer este su llamada, mostrando su asombro cuando r-Bj9 le contestó que le había escuchado empleando solamente una lámpara detectora y antena interior. Gondra mostró interés por el circuito de Ruibal al que solicitó se lo enviara.

Ruibal finaliza su artículo comentando que se puede combinar la antena de cuadro con la antena interior obteniendo así una antena semidireccional, que en sus pruebas llegó a tener muy buen resultado.

En 1927 se publican en Radio Sport dos artículos que escribe José María Ruibal titulados en abril, "Transmisor de onda corta al alcance de un niño. Onda 25 m." y en agosto, "Circuito experimental muy importante. Sus virtudes y defectos".

En 1929, describe un circuito denominado Filadyne que en 1928 fuera publicado en las revistas Popular Wireless y Revista Telegráfica como novedad, empleando una sola lámpara, y que ahora aparecía nuevamente publicado en Popular Wireless en su versión de dos lámparas. Ruibal describe el funcionamiento del mismo, acompañado de  esquemas del circuito
En octubre de ese mismo año, Ruibal escribe un artículo titulado "Sobre televisión" en el que incluye fotografías de  un aparato receptor de televisión de la compañía Insuline Corporation of America. Comenta Ruibal que en Argentina se habla del tema pero no se había hecho nada basanta el momento, no habiendo en el país transmisores de este tipo. Con motivo de una reciente exposición de radio en Argentina, tuvo ocasión de ver un equipo receptor y transmisor de televisión, obra del ingeniero Doudout, en que el receptor recibía una cara dibujada en tinta china que transmitía el transmisor. Menciona que en estados Unidos las transmisiones de televisión han adelantado mucho, y los aficionados han efectuado innovaciones en sus equipos como Antón Demikis, W9EYK, quien se valía del simple receptor de ondas cortas para la televisión.










No hay comentarios:

Publicar un comentario